Viaje el año pasado en el Crystal Mozart sobre el Río Danubio, el increíble yate para 62 pasajeros el Crystal Esprit (la mejor experiencia del mundo mundial), Crystal Serenity a Canada con mis hermanos, padres y parejas, Crystal Bach por el Río Rhin a una convención de mi empresa madre, y ahora de Luna de miel al famoso World Cruise en el Crystal Serenity. No puedo pedir más. Es una compañía de la cual entre más la conozco más me enamoro de ella.

El servicio, la atención, la calidad de las comidas, los restaurantes, la variedad de entretenimiento y las personas que se suben al barco, todo esto y más forman un conjunto de excelencia para esta naviera.

Tuvimos la gran oportunidad de vivir nuestra luna de miel en el barco,¡¡¡ 18 dias !!! y ¡no me quería bajar! Disfrute cada momento y cada instante de las amenidades que nos ofrecía Crystal Cruises y que hizo este viaje el más increíble, maravilloso y divertido como nunca imaginé.

En los cruceros largos de más de 14 días Crystal Cruises hace un Gala Buffet que va desde pastas hasta caviar y langostas, con platillos exquisitos que en mi vida había visto en alta mar.

Cada región o país que llegábamos teníamos la oportunidad de probar lo típico de cada lugar, con los alimentos representativos.

El Crystal Serenity tiene varios restaurantes alternos aparte del comedor principal, que todo es delicioso. Esos restaurantes tienen un delicioso menú de comida italiana, californiana, y mi preferida en este barco, la japonesa que proviene de la conocida Cadena NOBU.

Tuvimos la ventaja de viajar en un penthouse, es una habitación un poco más grande que el balcón pero con la GRAN VENTAJA de tener a nuestro servicio un BUTLER las 24 horas. Lo que quisieras a la hora que quisieras.

Tenía ganas de palomitas viendo una película, y solo se lo comenté y me hizo llegar a los pocos minutos un tambo de palomitas con una deliciosa michelada.

Otro día nos llevo caviar en la habitación.

Otro día un plato de puras langostas frías. Nomás de contarlo se me hace agua la boca.

Al llegar a nuestra cabina, el Butler nos desempaco TODO nuestro equipaje. Él lo empaca y lo desempaca, lo cuelga y lo que esté arrugado se lo lleva a planchar sin ningún costo.

Otro detalle que tuvo nuestro Butler, es que en una ocasión que no quisimos salir del cuarto para la cena, nos trajo muchísimos platillos de comida japonesa en nuestra cabina.

Otra cosa que nunca había visto en un barco: ¡¡¡ un sastre!!!!

18 días en este barco, en este recorrido, con este servicio, se me hicieron pocos para seguir disfrutándolo.

Crystal Esprit (Un yate todo incluido, todas suites, estrellas michellin)

Lo describiría como un hotel boutique de súper lujo, diseñado solo para viajar en los lugares más exóticos de una irresistible belleza. Las islas Seychelles, la Costa Dálmata, las Islas Griegas y el Caribe este.

Tuve la oportunidad de ir hace unos días a las islas griegas y dálmatas y fue una experiencia inolvidable. Había visitado estas ciudades pero definitivamente Crystal hace la diferencia en lugares y servicio de tours. Todo, todo, todo, está incluido, por lo general es un tour cultural y otro de aventuras.

Este no es un barco para personas grandes ni con discapacidad. No tiene elevadores y es de 4 pisos solamente. Es un yate para gente activa. Vi muchas familias, chavos entre 10 y 25 años y parejas jóvenes que nos gusta la aventura, las cosas nuevas, caminar y recorrer los lugares más recónditos de nuestra tierra.

Aparte de contar con un submarino propio, también tiene deportes acuáticos como kayak, wave runners, paddle boarding y jet skiing.

A pesar de que es un yate con 31 suites, con cama king, y lo más delicioso en sabanas, colchón y almohadas para dormir. Tiene espacios grandes dentro de la habitación con dos ventanas panorámicas enormes que te permiten tener una vista del Mar, el baño, la regadera y el clóset tienen suficiente espacio.

Imagínate que vas en tu propio yate, con tripulación que al segundo día saben tu nombre y tus gustos para la comida.

Hablando de comida, wow con su restaurante “six star cuisine” que es de la cocina Michelin.

Tienen una gran cava de vinos incluidos y otras variedades para paladares más exigentes como Chateau Lafite Rothschild.

Para fin de año hace un recorrido al Caribe de 11 noches a lugares donde sólo los yates llegan, no hace recorridos a lugares que todos los cruceros de miles de personas. Este se estaciona y baja la marina para que todos sus pasajeros disfruten lo que el mar y la isla ofrecen.

De todos los cruceros que he ido, está sin duda ha sido mi mejor experiencia, TODO INCLUIDO. TODO EXCLUSIVO.