Nuestro destino de viaje nunca es un lugar, sino una nueva forma de disfrutar la vida.

Porque pronto volveremos a cruzar juntos el mar.

Gracias por permitirme ser tu compañera de viajes.